Arribes. Comer en Miranda do Douro

Ir a comer a Miranda do Douro (Portugal) ya dice mucho de su atractivo gastronómico, además del paisajístico y del de las compras. Se come, no se va de aperitivo, en cantidad y calidad, si se va a los sitios adecuados, que son más de los que vamos a comentar aquí.

Las diferentes formas de elaborar el bacalao (asado, dourado…) el arroz de marisco, la carne mirandesa, conocida como “posta”(a la plancha), o el cordero (frito, asado), cerdo…, diferencia a unos establecimientos de otros. Tienen en común la abundancia, y el precio asequible, salvo excepciones. Se puede acompañar con vino de la casa, vino verde o la cerveza del país vecino que no está nada mal. Precio medio por personas entre 12 y 20 euros.

Consejos elementales para disfrutar de la buena comida:

  • En Portugal es una hora menos. Más tarde de las 14 horas (española) puede haber dificultades para encontrar sitio.
  • Entre 13,30 y 15 horas (españolas) es un buen momento para retirarse al restaurante si se piensa continuar con las compras. La mayoría de las tiendas cierra durante ese tiempo.
  • En algunos sitios tienen “medias raciones”, no se confundan, es una ración sobrada.
  • La mayoría no reserva.
  • Por lo demás, dejarse guiar por las recomendaciones del camarero, y no olvidar una buena ensalada con aceite de Los Arribes.

El Mirandés. Es el restaurante más emblemático de Miranda. Hay dos Mirandeses, uno a la salida de la localidad, cerca de la piscina –también es hotel-, y el que se encuentra en la rotonda entre la parte vieja y nueva. En éste último, algo más pequeño, si se llega después de las 14 horas (española) habrá que hacer cola, fijo, pero merece la pena esperar, o coger el coche e irse al otro.

Al mando de todo ello está José Francisco Miguel y familia. Cocinero durante el servicio militar, durante 10 años en un restaurante en El Algarve, y algún tiempo en el parador de Miranda, actual Estalagem Santa Catarina, hasta que abrió su propio restaurante para disfrute de todos nosotros. A José Francisco Miguel se le puede ver en el Restaurante grande, con su gorro de cocinero, trajinando en la parrilla y saludando a los comensales, lo digo por si alguien quiere verlo. En cualquier caso, en los dos Mirandeses se puede ver cómo cocinan y preparan los platos, no esconden secretos, pero a los demás no nos sale igual de bien. Buen servicio, rápidos y buen precio.

Capa d`honras. Se encuentra en la parte antigua, según se va al Parking del Castillo. Es un lugar acogedor que ofrece los platos típicos, posta mirandesa, cozido a Mirandesa, bacalao, cabrito, cordero… El precio es algo más elevado que en otros restaurante y el servicio algo más lento. Buena cocina y variada para lo que es Miranda.

Sao Pedro. En la parte antigua, al comienzo de la calle que conduce a la Catedral. Sao Pedro es también tienda de ropa de casa, lo digo para orientarse, el restaurante está en el primer piso. Es bastante frecuentado por los portugueses, sobre todo para celebraciones, bodas y demás. Es muy amplio. La especialidad el arroz de marisco, una cazuela para dos personas –en realidad pueden comer tres y hasta cuatro- 25 euros; prácticamente es plato único. Se puede pedir “media ración” y probar otros platos, como el bacalo, o el cordero de producción propia.

Jordao.  En la parte nueva, en una de las calles de tiendas. Agradable, buena relación precio-calidad, especialidad en arroz de marisco, bacalao y cabrito. Cuenta también con cafetería donde se puede tomar algo sin pasar al restaurante.

Estalagem Santa Catarina. Se ve nada más entrar en Miranda (entrando desde España), sería lo más parecido a un Parador (incluso celebra bodas españolas). Especialidades la posta mirandesa y el bacalao. Aquí el precio es algo más elevado, pero las vistas del Duero y de la Catedral son magníficas. Muy agradable el lugar.  En la terraza se puede tomar el aperitivo o el café.

Ah, y para los golosos… una de las pocas pastelerías en Miranda , “Café Pastelaria K´Delicia”, en la parte antigua, frente al parking del Castillo. Esquisito café y una buena muestra de repostería, sobre todo los pasteles de Belén.

Esta entrada fue publicada en Rutas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>